“El fútbol americano es un ‘hobby’ muy divertido que te da cosas muy positivas, pero si sabes aprovecharlo”. Una frase que sirve para conocer un poco más a nuestro protagonista de esta semana, un joven ‘head coach’ con más de una década de experiencia a sus espaldas que siempre exige disciplina y compromiso a sus jugadores, entendiendo al mismo tiempo que todo el que siente la llamada de este deporte en España no puede vivir de él.

img_9384

Él tampoco se dedica exclusivamente a un fútbol americano y a unos Valencia Firebats que han influido sobremanera en su vida, hasta el punto de llevarlos tatuados en su piel. Mitad entrenador, mitad padre con los adolescentes que tiene a sus órdenes en Cadete y ahora también Femenino, con él analizamos pasado, presente y futuro de las etapas formativas en el club y en el ‘football’ de España. Cara a cara con Alejandro Lliso, ‘highlights’ para los amigos.

– ¿Cuándo te picó el gusanillo del fútbol americano?

Esto empieza de una locura. Un buen amigo mío de la infancia me dijo un día que había equipo de fútbol americano en Valencia y que se había apuntado, así que una tarde sin nada que hacer le dije de ir a probar con él. Llegué y ya estuve el primer día con Jorge Villafañe, y a raíz de ahí ya son 11 años los que han pasado.

– Llegaste a jugar primero en los Junior de Firebats, y más tarde también probaste el Senior si no tengo mal entendido.

Como Junior estuve 4 años y en Senior apenas uno de transición, no llegué a ser campeón nacional como jugador en ninguna de estas categorías pero luego sí que estuve en el staff de Jorge Villafañe con el Junior, y ahí sí que fuimos campeones de España hace varias temporadas.

– Pocos mejor que tú para hablarnos de cómo han evolucionado las categorías de formación en los Valencia Firebats, muy diferentes hace 10-15 años a lo que conocemos hoy en día…

Lo viví en primera persona, cuando el primer año nosotros entrenábamos en un parque y el material era el de los Senior de aquella época. Viví todo eso y viví luego cómo empezamos a entrenar en el campo del Turia, y llegaban los entrenadores que han ido llegando con los años. Los que le han imprimido el carácter al club que yo ahora también trato de imprimirle a mis jugadores hoy en día.

captura-de-pantalla-2013-07-22-a-las-23-37-39

– Los que tienen más confianza contigo te conocen con el apodo de ‘highlights’. Cuéntanos la historia, que dicen que no tiene desperdicio.

Surgió durante mi época de jugador en los Junior. Allí un buen amigo mío como Javi García, que por cierto formó parte del staff del equipo Cadete el año pasado, estaba estudiando audiovisuales. Grabó los partidos y yo le pedí que hiciese un resumen con las mejores jugadas mías, y en aquella época nadie estaba acostumbrado a ver ‘highlights’ de un jugador de fútbol americano de España en Youtube. Se puede decir que fui un pionero en Youtube (risas). A partir de ahí nace el mote que llevo tatuado en el cuerpo, como también tengo otro tatuaje del logo de los Firebats, que coincide ese año que me lo hice con el que fuimos campeones de España con los Junior.

– Ese último título de los Junior de Firebats llegó hace dos temporadas, y hasta que te reenganchas a la dinámica de trabajo con el club pasan algunos años donde el fútbol americano se quedó sin Alex Lliso. ¿Por qué decides volver a la estructura del club?

Fueron unos 3 años en los que dejo de jugar, y aunque sigo vinculado a Firebats a través de las redes sociales y voy a los partidos y todo, llega un momento en que la situación se hace insostenible y necesito el fútbol americano en mi vida. Me pongo en contacto con Jorge Villafañe y me entero que va a ser el head coach del equipo Junior. Le estoy muy agradecido porque me dio la oportunidad como jugador en su momento y, casi 10 años después, también como parte de su staff. Es de las personas que más me ha marcado desde que estoy en este deporte.

– A ti te ha tocado en los últimos tiempos sacar adelante la sección Cadete del club, casi que podría decirse que con los apoyos mínimos y trabajando a destajo para lograr lo que hay actualmente: una sección más desarrollada y que este último verano ha sufrido un impulso tremendo.

Nadie podía asumir ese rol antes y Kelly, otra de las personas a las que también tengo que estar eternamente agradecido en Firebats, me lo ofrece a mi tras estar dos años con Jorge en el Junior. Pensé que era una buena oportunidad para formar a los chavales, en el fútbol americano y también en la vida como a mí me formaron en su momento.

– Esta temporada que recién empieza además del Cadete también llevas las riendas del pujante equipo Femenino. ¿Es muy diferente el trabajo con una sección u otra, más allá de las obvias diferencias de género?

Yo intento que la diferencia sea mínima, porque yo no veo ni a los chicos ni a las chicas como tal, los veo a todos como jugadores míos. Unos tienen unas habilidades que otros no tienen, y viceversa. La diferencia intento que sea mínima, pero siempre hay detalles que tienes que trabajar más con una categoría y con la otra de forma diferente.

img_1141

– ¿Te ha cambiado mucho los planes ver que, tras las pruebas de captación, entre tu Cadete y Femenino ahora cuantas con más de 40 jugadores en el roster?

Contaba que podríamos tener unos 10-15 jugadores, como el año pasado, pero de repente nos encontramos con 45 jugadores en roster contando las categorías Cadete y Femenina. Llevábamos una idea de preparación tanto el coach Javi Paredes como yo, y nos ha tocado modificar todo para adaptarlo a la situación que tenemos actualmente.

– ¿Eres mitad entrenador, mitad padre cuando tratas con gente tan joven?

Es complicado, intento no ser papá de nadie pero siempre tienes que estar encima de los jugadores. Ellos vienen a que los escuches y todos tenemos días complicados, en los que necesitamos a alguien que nos diga que podemos contar con él.

– La gente joven que se acerca a este deporte, ¿qué grado de conocimiento tienen del fútbol americano?

De vídeos de Youtube y algunas cosas de la tele, pero el conocimiento es muy básico. Por eso intentamos hacer entrenamientos prácticos y también teoría, muy básica, pero que les permita tener conocimientos para que cuando lleguen al campo por primera vez no sea una situación en la que no sepan qué está pasando. Quiero que sepan qué están haciendo en todo momento.

– Siempre se dice que los adolescentes son esponjas, que absorben de manera muy rápida y efectiva aquello que se les enseña si ellos están interesados, claro está.

La evolución siempre va a ser progresiva, al principio tienes diamantes por pulir y chicos o chicas que tienen cualidades por explotar. Ahí jugamos un papel importante los entrenadores, por eso he buscado como staff tanto a ex jugadores como a gente que ha estado con el Team Spain. Gente que sabe lo que necesitamos hacer aquí. Se ve mejora constante semana tras semana, es algo que se ve muy progresivamente a lo largo del tiempo.

– ¿Qué es lo que más cuesta de enseñarles en la adolescencia?

Lo mismo que me pasaba a mí en su día, la disciplina. Este deporte exige disciplina y el problema de estos chicos tan jóvenes es que tienen poca disciplina. También es porque están en la adolescencia, y esto dificulta un poco el trabajo pero al final, cuando ven que es un deporte de equipo y que o dan un paso al frente o se los comen, acaban cogiendo una disciplina a lo largo de la temporada que implica un cambio radical en sus vidas.

94b83a97-4337-4146-bdc8-19a4901dff2a

– ¿Cuáles son las claves para desarrollar desde joven a un buen jugador de fútbol americano?

El respeto sobre todo, la disciplina es básica y luego las ganas. Un jugador que tenga respeto por sí mismo, los compañeros y rivales, que tenga ganas de aprender y jugar a esto y que además tenga disciplina, con eso puede triunfar. Se trata de tener actitud además de aptitud.

– Tú juegas a flag, y muchos de estos chicos jóvenes también empiezan acercándose a este deporte a través de la modalidad sin contacto. ¿Crees que es clave para asimilar disciplina y conceptos de cara al ‘tackle’?

Es lo que marca la iniciación en el fútbol americano, un buen jugador de flag cuando da el salto al tackle ya tiene una serie de habilidades que son muy útiles. Todo jugador de fútbol americano debería empezar por una etapa de flag.

– Vamos acabando la entrevista Alejandro, y antes de cerrar espero que nos digas qué es lo que esperas de la nueva temporada de fútbol americano en España con los distintos equipos de los Valencia Firebats.

Ser campeón de España, en todas las categorías. Es el objetivo que nos hemos marcado tanto yo como el resto de coaches, ser los mejores de España. Vamos a entrenar día a día con la mentalidad de formar ganadores en el fútbol y en la vida, ese es nuestro objetivo. Además hay otro objetivo que va asociado, y es que los chavales se diviertan. Este es un deporte no profesional en España, y una parte de mi le pide al jugador que viene a entrenar que trabaje duro y se convierta en un ganador, y otra parte de mi ser le pide que sonría y disfrute. Es un hobby muy divertido que te da cosas muy positivas, pero si sabes aprovecharlo.

– ¿Quieres cerrar con una ronda de agradecimientos a la gente que está, y a toda la que ha estado contigo en el camino?

En primer lugar a Javi Paredes, por aguantarme y hacer de esto un camino de flores, es el que me compenetra. A Henry Yáñez que lo entrené el primer año que fue campeón de España Junior, también a William Felipe con el que compartí vestuario. Una persona maravillosa y seguro que va a dar muchas alegrías desde la banda a este club. A Alberto Zaragoza por formar parte de este proyecto y estar aprendiendo a pasos agigantados. No quiero dejar de mencionar a Jorge Villafañe y Fernando Altarriba, y de todos los entrenadores que he tenido me quedaría con Xavier André. Ha sido uno de los que más me ha marcado como entrenador a nivel personal y del fútbol americano, y gran parte de lo que soy como entrenador es gracias a él y a Jorge Villafañe. No me quiero olvidar de otro gran compañero como es Nayim Mohamed, y destacar que este proyecto es cosa de mucha gente. Y qué decir de Javier García, el famoso editor del vídeo de ‘highlights’, que el año pasado formó parte del staff del Cadete durante las primeras jornadas, hasta que su tiempo se lo permitió.