La sección Junior de los Valencia Firebats, inmersa en un lógico y natural proceso de renovación tras varios años de éxitos a nivel nacional, ha comenzado de la peor forma posible la nueva etapa bajo la dirección del coach mexicano Juan Pablo Terán.

Por 0-30 en el Estadi del Turia han caído las jóvenes promesas de Firebats en lo que para ellos suponía el inicio de la Liga Valenciana Junior de tackle (se aplazó este choque a finales del 2016 por las inclemencias metereológicas), contra unos Alicante Sharks que ya tenían una jornada de experiencia a sus espaldas, y que con muy poquito hicieron sangre de las carencias locales.

Desde luego no es el estreno soñado de una categoría en Firebats que ha sufrido una revolución tanto en el staff (se marchó el histórico Jorge Villafañe, finalista de España en las 3 últimas ediciones de la competición y campeón en 2 de ellas) como en su roster, subiendo muchos de sus jugadores rumbo al equipo Senior.

Toca mejorar, y mucho, porque hay mimbres para ofrecer un mejor rendimiento que el exhibido este fin de semana ante su afición, siendo pasados por encima por unos Alicante Sharks que hasta hace bien poco eran víctima propiciatorias para los de amarillo y negro.

Pero este sábado desde el inicio quedó bien claro que el encuentro iba a tener un claro color visitante, anotando los alicantinos tras un retorno y una carrera para tomar las primeras ventajas en el marcador. Hubo atisbo de reacción inmediata con la ofensiva liderada por el debutante Álvaro Faubel, joven quarterback promocionado este curso desde el Cadete, pero las penalizaciones que acabarían siendo una tónica en el choque comenzaron enseguida a hacer mella en los locales.

Varios ‘safety’ en contra, ‘fumbles’ y el cansancio físico y psicológico conforme pasaban los minutos y el marcador seguía a cero para los de Terán dificultaron la tarea de remontar, que se tornó imposible con el paso de los minutos.

Jugadores como ‘Pini’, el propio quarterback Álvaro Faubel y ‘Gus’ doblaron en ataque y defensa, pero no hubo forma de reaccionar en una primera jornada que se tornó en pesadilla para la otrora temible sección Junior de los Valencia Firebats.

Veremos si hay cambios en el horizonte, y caras nuevas en el campo y en la banda para reforzar a un equipo que debe mantener la imagen y prestigio de esta sección, que tanta gloria le ha dado al club en tiempos recientes. ¡Hay que reaccionar cuanto antes!