Se presentaba una tarde fría y con viento en el Estadi del Turia, ante ella, la sección Junior del club lograría la primera victoria de la temporada en el segundo partido de esta Territorial Valenciana. El rival fueron los Valencia Giants y el marcador final fue un 20-0 trabajadísimo y que dejaría recuerdos imborrables para muchísimos chavales que jugaban su primer partido con casco y coraza.

Una plantilla revitalizada y llena de novedades en un Junior de los Valencia Firebats que fue dirigido por el staff de Alejandro Lliso en la parte ofensiva y por Carlos Salom en defensa, estos cambios en la estructura técnica fueron debidos a la baja del entrenador jefe Juan Pablo Terán que estaba en Murcia con el equipo Senior.  Además del staff que se encargó de dirigir al equipo durante el partido y prepararlos las últimas semanas, llegaron otras novedades en forma de jugadores y es que una enorme cantidad de cadetes fueron promocionados a la sección Junior para mejorar la calidad y profundidad de esta. ¿Respondieron? Vaya si lo hicieron….

Este encuentro fue la primera experiencia para la mayor parte de la plantilla, costó arrancar y tener regularidad en el juego principalmente debido a los nervios, la inexperiencia y una cantidad limitada de entrenamientos para preparar este encuentro y comprender el juego en determinadas posiciones. Hay que volver a recalcar que la mayor parte de los jugadores comenzaron su preparación de cara a la categoría junior hace unas dos semanas.

Su rival los Valencia Giants se presentaban con un equipo limitado al disponer sólo de 9 jugadores, por lo que estos debían estar doblando todo el encuentro y eso al final se nota de una u otra forma. Por si fuese poco, el encuentro fue interrumpido durante unos veinte minutos por una grave lesión de un jugador rival al cual desde aquí le deseamos una pronta y perfecta recuperación.

Hasta ese momento el encuentro estaba equilibrado, los Firebats tuvieron varias oportunidades claras en la Red Zone que ellos mismos frustraron con faltas entendibles principalmente por esa falta de experiencia. Una vez el encuentro se reanudó la maquinaría empezó a funcionar, a nivel defensivo Miguel Iranzo conseguiría una intercepción clave para frenar el momentum de unos Giants que buscaron continuamente el juego aéreo ante una defensa que esquemáticamente invitaba a ello. Llegaría el primer touchdown de la tarde en un pase de más de 30 yardas de Álvaro Faubel que conectaría con Mustafá Bouddouff para 30 yardas en una gran jugada individual del receptor, debutante desde el cadete, este ajustaría perfectamente su carrera para atrapar el balón durante ella y así caer directamente a la endzone, una jugada fantástica para el 6-0 inicial, no iba a realizarse el extra point, el staff fue valiente probando este tipo de jugadas en equipos especiales con tan pocos días para preparar a los chavales ante una nueva situación de juego.

El encuentro se desequilibraría del todo cuando el Quarterback Álvaro Faubel anotaría el segundo touchdown gracias a una carrera individual, nuevamente no se conseguiría transformar el extra point y el marcador tras una muy larga primera parte sería de 12-0 para los Valencia Firebats.

En la segunda mitad llegaría la tercera anotación por parte de nada menos que un jugador del Sub-15, Gonzalo Quintana, que percutiría la endzone con una carrera para colocar un 18-0 que posteriormente y con una conversión de dos realizada con éxito por Álvaro Faubel dejaría el 20-0 final en el marcador.

Fue un encuentro complicado, de nuevo hay que destacar a todo el staff encargado de trabajar, enseñar e ilusionar a todos los miembros del equipo Junior y especialmente a los jugadores procedentes del Cadete que con muy pocas semanas de bagaje demostraron que están para luchar y aportar todo lo que haga falta.

Por último, mencionar a Carlos Martín, que ejerció como runningback principal y es el Quarterback del Sub-17. Carlos tuvo la mala suerte de lesionarse la muñeca hace unos meses cuando estaba jugando con el Senior de Flag en La Nucia. Desgraciadamente esto volvió a ocurrir este último sábado, nuevamente una fractura del radio le tendrá alejado de los terrenos de juego durante seis semanas, lo que está claro es que volverá mucho más fuerte y que la mentalidad y liderazgo de Carlos Martín es digno de mención. ¡Mucho ánimo!

El final del partido llegó gracias al sentido común y buen hacer del Staff de estos Valencia Firebats Junior. Cuando los Giants por lesiones se vieron obligados a contar con sólo seis jugadores, los Firebats decidieron clavar rodilla y así terminar un encuentro complicado, que deja bajas pero sobre todo sirve de experiencia y recuerdo imborrable para todo un Junior lleno de ilusión y muchos cadetes.