Alicia Miguel es una auténtica referente del fútbol americano en la Comunidad Valencia, ella es una de las pioneras en la implantación de la sección femenina en un club que es todo un ejemplo a seguir en el panorama nacional, nuestros Valencia Firebats, hasta cuatro veces campeones de España en categoría Senior, dos en Junior y también en Flag. El éxito de la sección femenina que crece año tras año no es flor de un día, con Alicia charlamos sobre muchos temas y sobre todo desde el club le deseamos suerte, ánimo y mucha fuerza en la recuperación de su lesión. Más pronto que tarde tendremos a la capitana, líder y uno de los referentes de estos Valencia Firebats maravillándonos sobre el campo y quién sabe si desde la banda.

P: ¿Cuáles son tus orígenes deportivos?

R: Vienen de la mano de mi hermano Manuel, que fue el que empezó en este club. Además, nosotros desde pequeños siempre hemos sido muy aficionados a practicar deporte, por lo que coincidió que uno de los días que se hacía un partido de flag en la playa para promocionar el deporte, crear vínculos con la gente y pasarlo bien que al final es la meta del flag, mi hermano me sugirió ir a probar. Una vez allí me gustó mucho el deporte y el ambiente, yo he pasado por muchos deportes y a este le vi algo distinto, a raíz de ello me fui cada vez vinculando un poco más al club y me encontré con otra chica que era una auténtica fanática de este deporte y en especial de los Valencia Firebats. El proyecto nació de ella, María Hernándiz,  yo al principio no estaba muy segura de intentarlo al ser sólo dos personas pero terminamos yendo y cuando comenzó la temporada 2010/2011 fuimos las dos con la pareja de un jugador, la mujer del fotógrafo y ese fue el comienzo de todo, cuatro chicas entrenando con los seniors.

P: ¿Conocías algo sobre este deporte antes de esa primera experiencia con el flag?

R: No sabía absolutamente nada, fui a jugar y sobre la marcha me fueron explicando como funciona. A partir de ahí vas entrando en dinámica y junto a los entrenamientos, partidos y experiencia vas aprendiendo reglas. Lo que conozco es gracias a la experiencia y por lo que vas aprendiendo durante la temporada.

P: Tu hermano es un defensor de que el flag es una forma perfecta tanto para introducirse como para tener una buena retirada a este deporte.  ¿Cuál es la importancia que le das al flag?

R: Yo nací del flag y el flag ha sido la modalidad que ha estado alimentando al femenino durante los primeros años. Es muy importante porque cuando ya te pones con contacto debes empezar a tecnificarlo y muchas veces se pierden otra serie de cualidades y matices que hay que entrenar también para que uno fluya y progrese como jugador tanto de manera particular como de equipo. Con la experiencia que yo tengo una vez empiezas a practicar con contacto muchas enseñanzas del flag se pierden porque tienes que centrarte mucho en todo tipo de técnicas, tanto posicionales como de golpeo. Por  como se ha trabajado con el femenino y el cadete yo creo que es tan importante aprender la técnica de pegar para realizarlo sin hacerte daño que se pierden muchas otras cosas que hay que prácticar y no se entrenan. La virtud del flag es que no dedicas tiempo al golpeo por lo que en mi opinión es más agradecido a nivel personal para el jugador, a nivel técnico el flag te da mucho más que el tackle sin duda alguna. Nosotras nos hemos enfrentando contra equipos que sabíamos que nunca habían hecho flag y su sistema de juego es mucho más diferente, centrándose mucho más en el golpeo, perdiendo la dinámica del juego de pase.

El flag es muy divertido y una forma amena de practicar fútbol americano además de que a nivel individual se nota, la gente que viene de flag tiene unas cualidades distintas que la que sólo ha practicado contacto.

P: ¿Cómo ha evolucionado bajo tu punto de vista el fútbol americano femenino tanto en España como en Valencia?

R: Pese a la distancia y estar algo alejada del movimiento general respecto al football femenino en España si que vas escuchando acerca de la creación de equipos en distintas regiones, tanto a nivel contacto como flag. Hace cuatro años la territorial era muy inferior a lo que es ahora, tenemos una liga muy decente además este año ha entrado en la competición Murcia. En general el flag a mi entender tiene una evolución clara, lenta porque es difícil conseguir jugadoras pero en todo caso ascendente. A nivel Valencia los equipos que tiramos más del carro al ser las pioneras somos tanto Alicante Sharks como nosotros, los Giants han intentado arrancar un par de veces pero no acabó de cuajar la cosa y en San Juan el proyecto parece que funciona y hay incluso una intención de acabar teniendo un equipo de tackle. Existe una intención y estamos evolucionando año tras año, que de los cuatro mejores equipos de España de media dos sean de la Comunidad Valencia (Flag) es algo de lo que deberíamos estar orgullosos.

P: ¿Se está muy lejos de Cataluña?

R: Sí, muy lejos.

P: ¿Existen tópicos y prejuicios hacia una mujer que practique este deporte?
R: Sinceramente no creo que sea en particular un tópico de porque sea este deporte, pienso que es algo más general. No creo que se mire mal pero la realidad es que hay un lastre sobre ciertos deportes que han dominado los hombres durante mucho tiempo y que hay un tópico sobre si las mujeres empiezan a practicar estos deportes.
P: Háblanos de la sección, ¿Qué esperas de esta temporada?
R: La sección tiene una tendencia ascendente desde hace años, esto es muy positivo si echamos la vista atrás. Recuerdo el primer partido oficial que jugamos, fue en Mutxamel, éramos cinco y se acabó lesionando una por lo que terminamos jugando cuatro. Entre eso y plantarte ahora con una plantilla de quince o dieciséis jugadoras es un dato positivo, pero yo siempre quiero y aspiro a más. La sección está bien, el principal problema que tenemos es que fluctúa mucho, al disponer de gente muy joven llega un momento que la prioridad de esas personas puede dejar de ser este deporte porque para que lleguen los resultados hay una alta exigencia para conseguirlos: trabajo, actitud y disciplina. Hay gente que no puede soportar esa presión, otro factor son las lesiones, los Erasmus…. Obviamente todo lo que estamos consiguiendo es muy positiva, hay gente que lleva dos, tres años en el equipo, llega un momento que una da por hecho que a esa gente no la vas a perder y cuando la pierdes, que nos ha pasado con varias jugadoras este año, da mucha rabia perder a esa gente que ya está aquí.
Es una sección que está en constante renovación, personalmente estoy muy contento con lo que tenemos pero siempre quiero y aspiro a más. Ojalá un día seamos tantas que cada una pueda escoger donde quiere jugar, hasta entonces tenemos que adaptarnos a lo que tenemos en la plantilla.

“Cuando ya se realiza la presentación ves que sólo hay dos mujeres, pero a esas dos las tratas como un diamante en bruto, son oro”

 

P: ¿Cómo ves el futuro de la sección en cuanto a resultados?
 
R: En cuanto a resultados obviamente hay una evolución porque cuando empezamos éramos terceros, cuartos y el año pasado conseguimos llegar a la semifinal de la Spanish de Flag, la evolución en esta modalidad es clara pese a que en la territorial seguimos quedando segundas, una marca que esperamos batir esta temporada. Respecto al tackle comenzamos en el torneo de Pinto (Madrid) que era de cinco contra cinco, quedamos cuartas y el principal motivo fue llegar con una plantilla muy limitada que nos acabó lastrando conforme pasaban los días. La pasada temporada fuimos campeonas de la territorial y esta temporada vamos a ver hasta donde llegamos, la dinámica es positiva hasta ahora.
P: ¿Es el mejor momento de la sección en Firebats?
R: No sabría que decirte, tengo un recuerdo muy bueno de la pasada temporada y es uno de esos años que siempre se me quedarán en la mente. Todavía es pronto para valorar bien la temporada, las nuevas jugadoras van a ser claves y deben marcar la diferencia de una forma notable. Pienso que todavía es pronto para saber si esta temporada es mejor que la anterior, estoy muy orgullosa de todo el trabajo que se realizó la pasada temporada.
P: Háblanos de la captación, ¿Es un auténtico dramón?
R: Todos los años cuando llega la época de la captación me entra la bipolaridad, me emociono en exceso pensando en que esta temporada vamos a conseguir captar pero luego acabo pensando que todos los años ocurre lo mismo y no termina yendo nadie, es algo muy frustrante. No salimos a captar lanzando folletos, nosotras nos paramos con cada persona explicándoles que somos un equipo de fútbol americano, lo que hacemos y les invitamos a que formen parte de ello. Intentamos llegar a la conciencia de cada persona a la que le damos un flyer, este año habremos dado más de ochenta, es un desgaste tremendo para todas. Además, cuando llegan las jornadas de captación y ves como llegan gente interesada en el Senior, Junior y Cadete te quedas mirando la puerta y esperando que aparezca alguna mujer, de repente ves entrar a una, te acercas y al preguntarle simplemente te dice que viene como acompañante. Cuando ya se realiza la presentación ves que sólo hay dos mujeres, pero a esas dos las tratas como un diamante en bruto, son oro, pero resulta frustrante ver que de más de ochenta personas a las que has intentado captar sólo terminen viniendo dos de ellas.
P: ¿Cómo se podría atraer a más mujeres?
R: Si supiese responder a esa pregunta ya lo habría hecho, mi problema es que no entiendo porque hay tanta diferencia entre el rugby y el fútbol americano femenino. Ellos tienen una base de escuelas que realizan un gran trabajo, el dinero tampoco es una excusa por la que no llegan jugadoras, el club ayuda todo lo que puede y más a cualquier jugadora o jugador que no tenga posibilidad económica de costearse su ficha. Se hace todo lo posible para que esa persona juegue, si se ha llegado a ir gente ha sido por motivos personales o familiares, por dinero jamás. La falta de atracción llega también por la economía del club, no podemos gastarnos mucho dinero en publicidad y llegar a círculos muy reducidos. Hemos estado en colegios y escuelas de verano introduciendo el flag, el problema es que no tenemos gente para sustentar esto, uno de los objetivos de Firebats sería poder crear una liga de escuelas y así tener una cantera para alimentar a todas las secciones.
P: ¿Qué tiene el club y este deporte que pueda resultarle atractivo a la gente?
R: Yo siempre que intento vender esto en las jornadas de captación, lo que solemos decir es que no van a esperarse lo que se encuentran. La gente no sabe muy bien lo que es el fútbol americano, principalmente porque mucha gente lo confunde con el rugby, pero normalmente les gusta a todas las personas que vienen a probar. Este deporte es distinto, estamos acostumbrados al baloncesto o al fútbol, el fútbol americano tiene muchísima estrategia, esta es una cualidad que quizá sea por falta de conocimiento pero yo no se la veo a otros deportes. Tiene juego en equipo, los valores que van dentro de practicarlo y esta es una de las cosas a las que yo más valor le doy, cuando eras jugador de fútbol americano te acabas mentalizando de que un fallo individual tuyo puede provocar que tu compañera se lleve un golpe, literalmente, eso conlleva un valor extra que a mi modo de ver no tienen otros deportes de contacto. Conforme uno va aprendiendo se da cuenta de que tanto el ataque como la defensa es una red, si en algún momento falla un punto de esa red esta se rompe, por lo que si un jugador hace lo que no tiene que hacer o está donde no tiene que estar la jugada se rompe, por eso la nomenclatura para cuando una jugada no es lo que en un principio se iba a hacer es la de ‘jugada rota’. El hecho de buscar la perfección en la ejecución de cada jugada me parece una de las grandes virtudes y cualidades que tiene este deporte, que una persona se rinda o deje de estar al 100% eso se acaba convirtiendo en un golpe para otra compañera, esto genera unos vínculos muy especiales.
P: Para terminar, ¿Qué podemos esperar de Alicia Miguel en un futuro? (Hay que destacar que la entrevista se realizó antes de que Alicia se lesionase)
R: El futuro es muy incierto, cuando llega el verano pienso todas las temporadas que me lo voy a dejar porque ya son siete u ocho años entrenando tres días a la semana y además ahora el tema de la directiva me quita muchísimo tiempo. Al final vives prácticamente por y para el club, le dedicas una cantidad enorme de tiempo que cuando llega junio dan ganas de dejarlo todo o si acaso dedicarme sólo al flag que me encanta. Pero entonces llega septiembre y comienza a picar el gusanillo, desconozco cuanto tiempo me queda porque mi motivación en septiembre se dispara, mucha gente predice que voy a terminar siendo entrenadora de la sección pero yo no lo tengo tan claro porque me queda muchísimo por aprender. No te voy a dar una respuesta concreta porque ni yo misma lo sé,  es cuestión de ver como funciona el cuerpo y si el resto de cosas van fluyendo y a raíz de eso en septiembre decidir.