Los Valencia Firebats visitan este domingo 26 de marzo (10:30 horas) a los Barberà Rookies, en duelo perteneciente a la séptima jornada de la LNFA Serie A.

Absorbido el parón de varias semanas con la festividad de las Fallas de por medio, los de amarillo y negro regresan a la acción con la losa del balance 2-4 en sus espaldas, y con la obligación de derrotar al colista para iniciar otra serie de victorias que le impulsen a playoffs en estas 4 últimas fechas que restan de temporada regular.

Alguno dirá que primero toca asegurar la permanencia en la élite en este año tan complicado que viven los vigentes subcampeones, pero la historia y el esvudo obligan, y los Valencia Firebats deben y pueden mirar más allá de la quinta o sexta plaza, ambicionando especialmente el tercer lugar de la clasificación que ahora mismo ostentan los Giants con balance de 3-3.

Un lugar que salvo sorpresa quitaría del camino en unas hipotéticas semifinales a los favoritísimos Badalona Dracs, aunque en ese caso previsiblemente habría que viajar a Reus, y esta temporada los Imperials ya han vencudo dos veces a los de Juan Pablo Terán.

Dudas que despejar

Precisamente fueron estos últimos los que mandaron a la lona a Firebats antes del largo parón, en un Estadi del Turia helado ante los acontecimientos. Ha habido tiempo de ajustar, de hacer ‘piña’ y sobre todo de entender que hay que ganar, sí o sí, los 3 próximos encuentros para así viajar sin angustias clasificatorias a la última fecha en Badalona.

El descanso lo habrá agradecido sobremanera Ben Sasu, el corredor norteamericano que se presenta como una de las grandes bazas en la ofensiva de Firebats. Queda despejar la duda de si será de nuevo el mexicano Juan Pablo Terán quien combinará labores de coach y de quarterback, o volveremos a ver detrás del ‘center’ la veteranía de Fernando Altarriba ‘Kelly’.

El ataque necesita un nuevo impulso y volver a ser determinante, la mejor ayuda para una defensa que no puede vivir tantos minutos sobre el césped.

Aguardan unos Rookies con balance de 0-6, que tienen cara de Serie B pero que no van a rendirse sin ofrecer pelea. Cuentan con la ventaja de campo, y también con el precedente del Estadi del Turia en la primera vuelta, cuando pese a jugar sin su QB titular fueron capaces de plantar cara a los vigentes subcampeones.

Los Firebats ya están avisados, el precipicio cada vez está más próximo y todo lo que no sea ganar, y además bien, en Barberà encenderá todas las alarmas de emergencia.

Los playoffs están al alcance, pero el lado oscuro de la Serie A también aguarda a un equipo irregular, por momentos desesperante, pero a la vez con jugadores desequilibrantes y que saben lo que significa lucir los colores amarillo y negro. Aquí la exigencia y el compromiso no se negocian.

Go Firebats!