El equipo femenino de tackle de los Valencia Firebats continúa su camino en la competición territorial, y este domingo 9 de abril, desde las 17:00 horas, recibirá en el Estadi del Turia a las poderosas Alicante Sharks.

El conjunto del ‘tiburón’ ya venció en su terreno a nuestras jugadoras por un abultado 53-12, siendo las bajas por lesión y el madrugón para viajar condicionantes que, sin ser excusas para explicar la diferencia en el marcador, sí que determinaron el devenir del encuentro.

Por lo tanto hay ganas de revertir la situación y mostrar otra cara delante de la afición valenciana que acudirá este domingo al Estadi del Turia, aunque sigue siendo un lastre el número de lesionadas de gravedad que acumula el ‘roster’ dirigido por Alejandro Lliso.

Sin la QB titular Alicia Miguel, que estará aportando su experiencia y conocimientos desde la banda, pero además sin otras piezas importantes como Marta Alcantud y Nuria Luz, el femenino de Firebats también tendrá que hacer frente a las molestias que atesoran otras jugadoras.

Aunque siendo justos, dolores y rigores de la competición sufren todos los equipos, así que esto último no debe servir de excusa para seguir dejándose la piel y luchando por defender lo mejor posible los míticos colores amarillo y negro del club.

Natalia Álvarez, a sus tiernos 15 años, actuará de nuevo como QB detrás de la ‘center’, y el reto para el equipo está en defender lo mejor posible su feudo ante un rival que también viene haciendo muy bien las cosas con el femenino en los últimos años.

Ardua tarea la que le espera por delante al staff que acompaña a Lliso en la banda de Firebats, donde no conviene olvidar a Alejandro Silvestre coordinando la defensa ayudado por Alicia Miguel, a Andrés López con el ataque y por supuesto la inestimable colaboración, que nunca es poca en este deporte, de Borja Sánchez.

La competición territorial va tocando a su fin, y cada jornada es una oportunidad única para estas jugadoras de seguir aprendiendo y disfrutando con el fútbol americano, su gran pasión y la de todos los aficionados que este domingo les apoyarán desde las gradas.

Let’s go Firebats!