Foto portada: Joan Sancho Fotoart

Los Valencia Firebats cerraron el curso regular en la temporada 2017 de la Serie A con visita y derrota en casa de Badalona Dracs, un resultado de 44-14 en casa del vigente campeón que no altera lo más mínimo ni la clasificación final ni el rostro del que era el previsible rival de semifinales al que todos aguardaban: los Reus Imperials.

Los de Juan Pablo Terán finalizan con un discreto balance de 4-6, terceros e igualados con Murcia Cobras, aunque las dos victorias ligueras contra los murcianos les otorgan la delantera y les evita acudir a Badalona en semifinales. Lo que no se pudo evitar fue visitar la localidad catalana en la última fecha de temporada regular, sin nada en juego más allá del orgullo y el respeto a unos colores.

Y se impuso la mayor profundidad del ‘roster’ de Dracs, ante unos Firebats con bajas y con algunos jugadores tocados que aguantaron hasta el segundo cuarto. Hasta entonces ambas escuadras se tantearon, con un ojo puesto en las semifinales y además los de Badalona en el choque europeo que tienen antes de la eliminatoria liguera, pero en cuanto los de Calatayud pusieron una marcha más en el juego a los valencianos se les hizo imposible seguir el ritmo.

Destacar en positivo la presencia de Nayim y Héctor Pertegaz en el ‘backfield’, moviendo el balón con las carreras gracias también a la gran labor de una línea ofensiva que cada semana tiene mejor ‘pinta’.

Conforme avanzaba el encuentro fue momento de ir pensando en reservar fuerzas y no perder a nadie por lesión, y así fue muriéndose un partido de marcador abultado (44-14) para unos Dracs que vuelven a ser campeones de la regular, esta vez con balance de 9-1.

A Reus el 20 de mayo

Para los Valencia Firebats de Juan Pablo Terán es momento de olvidar la dura temporada vivida y centrar todos los esfuerzos en la semifinal contra Reus Imperials. Ahí está el premio gordo, con la opción de asaltar el campo del equipo revelación este curso (balance final de 8-2 para los de Bart Iaccarino) y vengar las dos derrotas sufridas este curso contra ellos.

Igualados ambos encuentros aunque mejores sensaciones para Imperials, a los que les costó superar a unos tiernos Firebats en el primer partido de liga jugado en Cataluña, decidido en los últimos minutos tras una intercepción al joven Agustín Gaitán, y de nuevo en el Estadi del Turia cuando otra intercepción catalana abortó el intento de remontada local.

La moral de la tropa de amarillo y negro está alta, saben que pueden sorprender en cualquier campo y van a salir al 100% sabiendo que, además, la temporada está arreglada con el pase a semifinales evitando la angustiosa promoción que sí tendrán que disputar los Valencia Giants.

Es tiempo de velar armas, recuperar fuerzas y motivarse en lo anímico de cara a un duelo de semifinales contra Reus Imperials donde los de Terán tendrán sus opciones. En juego el pase a otra final de la LNFA Serie A, el mejor espaldarazo posible para este rejuvenecido proyecto de unos Valencia Firebats que esperan crecerse ante las adversidades. El día 20 de mayo, sábado por la tarde (previsiblemente a las 17:00 horas), saldremos de dudas.

Let’s go Firebats!