Los Valencia Firebats despiden la temporada 2017 en Reus, eliminados en el último minuto por unos Imperials que se impusieron en la primera semifinal de la LNFA Serie A.
Y lo que más duele es pensar que estos irregulares Firebats lo tuvieron en su mano, durante gran parte del choque de semifinales mandaron en el marcador y en las sensaciones, y pueden decir con la cabeza bien alta que se marchan de vacaciones con el buen regusto de haberse quedado a las puertas de otra final nacional. Pero ahora todaví­a está muy presente la amargura del adiós tras más de un disparo en el pie. Errores dolorosos en el fragor de la batalla, injustamente achacables a unos jugadores de Firebats que se dejaron hasta la última gota de sudor en el campo de Reus, pero que hoy todavía lamentan acciones que bien pudieron haber cambiado el resultado final. Pero todo a su debido tiempo…
La semifinal comenzó con nuestra defensa respondiendo ante un ataque de Imperials dirigido por Pau Muñoz, joven Quarterback de 19 años que tenía ante sí la difícil tarea de suplir a Brady Huber. El QB estadounidense ha formado junto a Nate Stephens la mejor dupla de todo el campeonato.

Juan Pablo Terán y Ben Sasu no jugaron la semifinal

Varias bajas durante el encuentro obligaron a que una gran cantidad de jugadores, especialmente los veteranos, doblasen durante toda la tarde-noche.
Juan Pablo Terán y Ben Sasu no pudieron jugar. El primero por una lesión y, el segundo, import estadounidense, no jugó por decisión técnica dado el poco compromiso que ha demostrado a lo largo de la temporada tanto con el club como con sus compañeros. Alejandro Valero y Luis Añez fueron baja durante el partido, el primero al inicio del encuentro por molestias en el cuello, mientras que el segundo tuvo que ser retirado en camilla durante el tercer cuarto por una fisura en el peroné.
Con sólo Kyle LeBlanc como import (Donald Rocker ya no está en la plantilla, además de las bajas anteriormente mencionadas de Sasu y Terán), los Valencia Firebats dispusieron de un ataque con Fernando ‘Kelly’ Altarriba como Quarterback, Nayim Mohammed y Héctor Pertegaz de Runningbacks. Con los dos últimos doblando durante todo el encuentro, junto a un Alejandro Silvestre que jugó tanto de receptor como de defensive back.
El primer drive ofensivo tuvo el juego de carrera como gran protagonista, un drive largo que terminó sin premio tras un cuarto down no convertido en la endzone que devolvía el balón a Reus.
Los Imperials vivían una situación similar a la nuestra, el corredor Smallwood era el único import sobre el terreno de juego por las lesiones de su QB y WR. El finlandés Henri Laine iba a coger los galones del ataque, en la segunda serie ofensiva del equipo catalán iba a recibir un pase corto por el medio que convertiría en touchdown tras una gran carrera. Era el 7-0.

Héctor Pertegaz baluarte ofensivo en Reus

En el kickoff de Imperials los Firebats cometieron un error que permitió a los locales recuperar el balón Pero en un esfuerzo encomiable una defensa que ya no contaba con Alejandro Valero frenó a los catalanes tras cuatro downs.
Con el ataque de nuevo sobre el campo, Kelly quería probar sus armas y lanzó una bomba a Javier ‘Solete’ Martínez que dejó a Firebats cerca de su propia endzone. Situación ideal para alimentar a Héctor ‘Tuneladora’ Pertegaz, que anotaría y tras la conversión de dos el marcador estaba 7-8 a nuestro favor.
Daba comienzo el segundo cuarto, el monstruo de dos cabezas que formaban Nayim ‘Navaja Suiza’ Mohammed y Pertegaz en el backfield machacaba sin piedad a Imperials, quemando el reloj y consumiendo yardas. Esto propiciaba situaciones favorables para que el mismo Nayim y también Alejandro Silvestre ofreciesen ventanas de pase a un Kelly que conseguía conectar con sus receptores. En esta ocasión fue Nayim el que hizo touchdown de carrera, la conversión de dos puntos no fue correcta (mal snap, igual que en el primero pero sin que llegase el milagro) y el partido se ponía 7-14.
El calor fue un factor en la primera parte, agobio extra para los jugadores, que debían ejecutar bien en ataque, defensa y equipos especiales. Un esfuerzo titánico. El segundo cuarto destacó por la insistencia de ambos equipos con el juego de carrera, finalmente llegaría el touchdown de Imperials de nuevo en un pase de su joven QB Pau Muñoz, la conversión de un punto sería bloqueada y nos íbamos al descanso con un 13-14 a nuestro favor.

Todo por jugar en la segunda parte

Comenzamos atacando. Kelly conectaba con Nayim por fuera, recordando a todo el mundo lo valioso que han sido todos estos años de flag football para solidificar la conexión entre ambos. La Tuneladora era imparable, sólo las penalizaciones nos frenaban, un ejemplo fue una falta por doce hombres en el huddle en un  cuarto down en el que pasamos de intentar el Field Goal a jugárnoslo y no convertirlo.

La defensa de Imperials fue dura y muy física, buscando la intimidación en todo momento ante unos Firebats rodeados de jóvenes y veteranos. Les frenamos en ataque y volvemos a atacar, el partido puede romperse en cualquier momento. Héctor Pertegaz fue el hombre de este drive y el partido para Firebats, un carrerón del cual además saca una penalización por golpe tardío contra Imperial, y un excelente bloqueo para que Nayim entrase en la endzone tras el pitch de Kelly. 13-21 tras la conversión de un punto de Nayim ‘Navaja Suiza’ Mohammed.

Hablando de multiusos, en Imperials el finlandés Henri Laine también hace de todo. Patea con una potencia y seguridad pocas veces vista en España, retorna Punts y Kickoffs, además de ser un peligro como receptor, una faceta en la que consiguió varios touchdowns durante el partido. Pau Muñoz conectó su tercer pase de TD de la semifinal con Laine, volvemos a bloquear el intento de extra point y el partido está 19-21.

Entramos en el último cuarto, con Nayim haciéndolo absolutamente todo. Vistiéndose de Brandon Jacobs corriendo por el interior, y cambiándose por Wes Welker a la hora de recibir pases. Un drive larguísimo que parecía encaminado a la anotación, pero a las puertas del touchdown Kelly es interceptado.

Atacan Imperials, de nuevo la conexión entre Pau Muñoz y Henri Laine haría estragos en unos Firebats muy lastrados a nivel físico por el esfuerzo realizado durante todo el encuentro. Una bomba de más de 40 yardas que deja un 25-21 a su favor tras evitar que convirtiesen de dos.

Cuando nada parecía posible dado el desgaste de muchos miembros del equipo llegó el drive que nos hizo soñar. Un tercer down largo que Silvestre convierte tras una bomba de Kelly, Pertegaz y Nayim funcionando desde el backfield y un Solete que buscaría la esquina a lo Santonio Holmes para anotar y recuperar el liderazgo con un 25-28.

Orgullo y tradición Firebat

La defensa tenía que responder, y así lo hizo en el momento clave. Fuerza el cuarto down a Imperials y les aleja de la zona inicial con un sack. Alejandro Silvestre intercepta en cuarto down pero nos pitan falta personal, dándole vida al rival cuando estaban en la lona. Chris Smallwood demostró porque le trajeron desde Estados Unidos, carreras de auténtica élite que se juntan a conversiones de cuarto down, y con menos de un minuto en el reloj Pau Muñoz vuelve a conectar con Henri Laine y tras la conversión se ponen 32-28.

A la desesperada Kelly buscó el milagro, pero no llegó, 32-28 que pone el final a una temporada complicada, llena de lesiones y circunstancias ajenas al juego pero que a su vez puede ser el inicio de un futuro brillante y lleno de éxitos.

¡Go Firebats!