El conjunto Cadete de los Valencia Firebats supo sufrir en esta competición de estreno, en formato Challenge de todos contra todos, y tras derrotar por 40-33 a los CFA Ilicitano Linces superó posteriormente a los Alicante Sharks por 27-6 para alzarse como el mejor equipo de toda la Comunitat Valenciana.

En esta competición que vivía su primera edición en la presente temporada, con dos cuartos de 10 minutos cada uno, Firebats, Linces y Sharks se disputaron el título en Alicante, en casa de unos Sharks cuya fiesta quedó aguada por el talento y sacrificio de las jóvenes promesas que vestían los colores amarillo y negro.

Álvaro Faubel y Carlos Martín se alternaron una parte actuando de quarterbacks, poniéndoselo como siempre difícil al cuerpo técnico, y ambos confirmaron que su rivalidad les hace mejores cada partido y no perjudica a la química del grupo, que hizo ‘piña’ para sacar adelante esta competición.

Gonzalo Quintana fue otro de los nombres del torneo, elegido MVP tras el mismo y protagonista de varias carreras espectaculares para decantar la balanza en el primer choque contra Linces. Sobre sus hombres recayó buena parte del peso ofensivo de los Firebats en este partido, decidido en un último minuto de infarto en el que los jóvenes jugadores de Firebats demostraron tener, además de talento, una gran sangre fría.

Y es que los Linces mandaban por una anotación a falta de un minuto, y tenían la posibilidad de distanciarse con una primera conversión que impidió Firebats. A nuestro ataque no le tembló el pulso para anotar de inmediato y además la defensa posteriormente pudo frenar a los ilicitanos, que ya vieron como en los últimos segundos llegaba la definitiva anotación para un equipo valenciano que se citaba con Sharks en busca del título autonómico Cadete.

Aquí funcionaron los ajustes del cuerpo técnico, y la defensa dio un clínic de cómo jugar a esto del fútbol americano. Tan solo dejó que Sharks anotara en una ocasión y sus primeros downs escasearon, detenidos en todo momento por unos Firebats hambrientos y cuyos placajes resonaron en todo el campo. El perfecto complemento a una unidad ofensiva que también ralló a un gran nivel en el partido por el título.

El broche perfecto a una larga jornada de domingo en Alicante, con un calor intenso que puso las cosas más difíciles para todos, pero que fue lo de menos una vez se confirmó que los Valencia Firebats poseen la mejor generación Cadete de toda la Comunitat Valenciana.

Los jugadores doblaron en ataque y en defensa, y además de los ya mencionados Álvaro Faubel y Carlos Martín toca quedarse con la presencia de dos receptores como Mustafá Bouddouff, ‘rookie’ de primer año, y el más experimentado Kiko Andreu, la presencia del brasileño Lucas Sodre Lima, otra pieza en una línea defensiva que estuvo rallando la perfección en el duelo contra Sharks, y el debut en la categoría ‘tackle’ de Ulam Gambin y Vidal Romero, que no pudieron tener un mejor estreno.

Meritazo de Alejando Lliso, head coach que ha trabajado todo el año con este joven y en algunos casos inexperto grupo de jugadores, y un cuerpo técnico que le ha arropado a la perfección: Andrés López Íñiguez y Alberto Navarro como coordinadores defensivos, y Borja Sánchez en labores de coordinar el ataque.

El grupo de trabajo que ha estado los últimos 5 meses con el Cadete de Firebats que ahora es campeón de la Comunitat Valenciana. ¡Enhorabuena a todos!

Let’s go Firebats!