La foto que encabeza esta noticia es la mejor forma de terminar una temporada: en familia.

La Spanish Bowl de Calatayud es un fin de semana maravilloso que sirve para reunir a gran parte del fútbol americano en España, enfocándose principalmente en la especialidad del flag football o fútbol americano sin contacto.

La edición 2017 sirvió para juntar hasta a tres categorías del club: senior, femenino y cadete. Con el apoyo de todos, el fin de semana terminó de la mejor forma posible gracias al título nacional en la categoría Open de la Spanish Flag Bowl.

Es el quinto título nacional de flag football que Valencia Firebats consigue en su historia, convirtiéndole de forma objetiva e indiscutible en el mejor combinado nacional en la historia de esta modalidad. Esto no se logra del día a la mañana, sino gracias a la determinación y esfuerzo de todos los miembros del club que se prestan a ayudar para que día a día el fútbol americano crezca en España y nuestra Comunitat.

Una fase de grupos mayúscula; la semifinal ante Camioneros de Coslada; y el broche de oro en la final ante los Barcelona Pagesos. Los Valencia Firebats fueron imparables, un ataque estelar dirigido por Fernando “Kelly” Altarriba, con la ayuda de todos sus compañeros entre los que destacó especialmente el MVP de la competición, Alejandro Silvestre, o el veterano y mediático Manuel Miguel.

En defensa la incansable presión de Alejandro Lliso, junto a la experiencia en las coberturas de Nayim Mohammed o la confirmación de Borja Sánchez entre muchos otros.

Un gran equipo de flag compuesto por Kelly, Nayim, Alejandro Silvestre (elegido MVP), Manuel Miguel, Alejandro Lliso, Borja Sánchez, Vicent Latorre, Carlos de Benito, Carles Redónn, Juan Sáez y Alejandro Valero. Así como tantos otros que no pudieron asistir pero año tras año ayudan y forman parte de este gran club, gente como Emilio Aparicio, Pau Paulo, Pablo Meliá o Josep Rovira. A todos ellos, mil gracias de todo corazón por formar parte de esta gran familia.

El equipo femenino

ha tenido una disciplina y compromiso ejemplar con el club y sus entrenadores durante todo el año. Las lesiones han sido un hándicap a tener en cuenta, pero ello no ha cesado en el espíritu y competitividad de sus chicas, incluso las ha hecho crecer y obligado a dar un paso adelante tras perder a varios baluartes del vestuario por las malditas lesiones.

La Spanish Bowl nos juntó en el grupo con las eternas campeonas de la categoría en los últimos años, las Gijón Foxes, a tenor de esto y tras perder el primer partido frente a ellas la clasificación fue un imposible. Aun así terminaron con un meritorio quinto puesto en la competición.

El sub 17 fue a remolque desde el principio, perdiendo un encuentro nada más comenzar la competición hace muy complicado el poder avanzar. Finalmente se consiguió un cuarto puesto que debe valorarse positivamente en la primera toma de contacto a gran nivel en la categoría.

Valorar el esfuerzo de todos los miembros del club, especialmente en la labor de Alejandro Lliso como entrenador de la categoría femenina y cadete. Así como de sus otros miembros del cuerpo técnico: Andrés López y Borja Sánchez, con los que comparte tiempo en la banda y también en el terreno de juego dentro del equipo senior de flag. Un grupo que intenta transmitir valores deportivos y humanos que hacen grande a este deporte.

Un maravilloso fin de semana el cual no sólo esperamos repetir la próxima temporada, sino superarlo. Ganar en categoría femenina, cadete y repetir con la senior son la meta de los Valencia Firebats desde ya.