El partido entre Barberá Rookies B y Valencia Firebats tuvo un principal protagonista: el agua. Un factor al que nuestras jugadoras no están muy acostumbradas, y que gracias a este encuentro ganan en experiencia y posibilidades de cara a futuros compromisos en los que la lluvia vuelva a aparecer. El resultado del encuentro fue de 38-12 a favor de las locales, un conjunto formado en su mayoría por jugadoras del Junior pero que en casa se reforzaron con miembros del equipo Senior que domina la competición nacional con puño de hierro.

Nuestras Valencia Firebats fueron a por todas desde el primer momento, realizando una primera mitad muy ajustada que terminó con tremenda igualdad en el marcador. En esa primera parte la cantidad de turnovers fue enorme por parte de los dos equipos, la lluvia afectó y provocó que varios ‘snaps’ se resbalasen y terminasen en posesión del rival.

Natalia Álvarez anotó en un pase corto ejecutado por Alicia Miguel, una ruta slant con la que se pudo recorrer todo el campo tras evitar el primer placaje. La otra anotación llegó gracias a una ‘read option’ muy bien ejecutada que terminó en la ‘endzone’, y al final de la primera parte nos quedamos a dos yardas de anotar y ponernos por delante.

La segunda mitad cambió por completo, nos encontramos a otro equipo apoyado por jugadores del equipo principal de Rookies que habían jugado el día anterior Liga Nacional. Nos superaron gracias a un gran juego de carrera, el mejor equipo de España demostró su experiencia y ofreció tanto a nuestras jugadoras como al staff una gran oportunidad para aprender de las mejores. Una derrota agridulce.

Este tipo de derrotas pueden enseñar más que victorias sencillas. No todos los días tienes la oportunidad de jugar contra las mejores jugadoras de España. Unas Barberá Rookies que en su versión Senior son un equipo dominante como pocos han habido en la historia del fútbol americano en nuestro país.

Un fin de semana maratoniano para nuestras jugadoras, que comenzó apoyando al Senior de Flag en Vinaroz, y que terminó en Barberá con una derrota de la que se puede aprender mucho.