FOTO: Joan Sancho

Los Dracs mantienen su reciente hegemonía sobre los de amarillo y negro, derrotándoles con el abultado marcador de 48-6 a su favor, tras un choque que se decidió con el parcial de 27-0 que encajaron los valencianos tras el paso por vestuarios.

Primera derrota de la temporada

El primer traspiés del nuevo curso para los Valencia Firebats, que hasta la fecha habían ganado y con holgura los dos primeros enfrentamientos ligueros ante Mallorca Voltors y L’Hospitalet Pioners, se cimentó en una mala versión del equipo en un período clave del partido como fue el tercer cuarto.

Justo después del descanso, al que se había llegado perdiendo pero con un marcador de 21-6, que daba esperanzas de poder seguir compitiendo en la segunda parte. Todo lo contrario, porque solo existió Dracs en el césped, y los visitantes dirigidos por Fernando Altarriba ‘Kelly’ no volverían a anotar en el partido.

De hecho, los 6 puntos del primer cuarto que además pusieron por delante a Firebats tras una carrera para TD del QB debutante Alexander McKean, fue lo único que celebrar por parte de la expedición valenciana. A partir de ahí cuesta abajo y sin frenos, sin capacidad para mover el balón de forma continuada en ataque, y con una defensa que bastante hizo con frenar las embestidas de un rival que siempre jugó con viento a favor.

Debut de McKean

El QB norteamericano, con amplía y probada experiencia de 4 años previos en Europa, tenía la difícil papeleta de debutar, recién llegado, en casa del campeón y al frente de un ataque que obviamente ya había generado bastante química con el anterior mariscal de campo de estos Valencia Firebats.

Es pronto para sacar conclusiones, necesita tiempo y entrenamientos junto a sus nuevos compañeros, y no se puede hacer sangre de una primera estadística que reza lo siguiente: 13 de 21 en el lanzamiento para 130 yardas, con ningún pase de TD y 4 intercepciones. McKean, además, corrió 7 veces para una pobre ganancia de 2 yardas y un TD terrestre.

Fue un día duro contra la temible defensa de unos Dracs que forzaron 4 turnovers en su rival. Sin lugar a dudas, el escenario y el oponente menos indicado contra el que experimentar las sensaciones de un debut y sin apenas conocer al resto.

McKean conectó con Alejandro Silvestre (6 recepciones para 86 yardas) y el import Kris Wedderburn (5 capturas para 37 yardas), pero poco más se supo de un ataque que acabó el choque con un triste balance de 8 yardas negativas en el juego de carrera. La ausencia de Nayim Mohamed fue una losa imposible de levantar.

Los números no mienten

Este partido debe servir de motivación y ejemplo pensando en el futuro, en un posterior cruce ante unos Badalona Dracs que siguen estando por encima del nivel de estos Valencia Firebats renacidos, fortalecidos en defensa pero ahora con las lógicas dudas en un ataque que va a tener que ajustarse ya sin la presencia del QB Sottilare, y también sin el joven pero explosivo receptor Agustín Gaitán.

Dracs dominó en todas las facetas del juego para acabar imponiéndose por 48-6, aunque lo hizo sin la mejor versión de su QB estrella Sergi Gonzalo (19 de 33, 205 yardas con 1 TD y 1 INT) pero sí explotando una carrera que los Firebats no pudieron usar demasiado, viéndose por debajo en el marcador y obligados a tener que convertir constantemente terceros downs largos.

Lorenzo Melchiore (3 carreras para 30 yardas y 1 TD, 2 de 2 en el pase para 83 yardas y 1 TD, y 3 recepciones para 34 yardas) y Brandon Gerome (4 carreras para 30 yardas y 3 TD) castigaron a la cansada defensa visitante, una y otra vez en el campo ante la incapacidad del ataque valenciano para mover cadenas y subir puntos al marcador.

Gerome también fue una pesadilla recibiendo pases (5 recepciones para 113 yardas aéreas y 2 TD), firmando una estadística espectacular en una mañana en la que fue protagonista de 5 anotaciones para sus Badalona Dracs. Junto a otro fichaje como Melchiore, que se animó a dar descanso a Gonzalo en el puesto de QB, fueron un dolor de cabeza continuo, dos tipos imparable para unos Firebats a los que también castigó Raúl Cernuda con 5 recepciones para 79 yardas.

Dracs se impuso en todas las facetas estadísticas, dejando a Firebats en un 1 de 8 en terceros downs y en un 0 de 5 en cuartos downs, datos contra los que no se puede luchar. La intercepción de Juan Sáez, y el sack de Héctor Landero fueron de las pocas noticias positivas para los de amarillo y negro, en una mañana donde Willem Jore-Sastre volvió a ser el líder en placajes de la unidad defensiva de Firebats.

El próximo fin de semana descansa el equipo, que ya mira con ganas de revancha para desquitarse de esta amarga derrota al próximo 4 de marzo en casa, cuando recibirá a los Mallorca Voltors con la idea fija y obligada de volver a la senda de la victoria.

Let’s go Firebats!