No por esperado, deja de ser doloroso contemplar cómo desde hace un par de temporadas cada duelo directo entre Valencia Firebats y Badalona Dracs supone un sopapo a la moral del equipo valenciano. Un torpedo en la línea de flotación de un club que otra temporada más, asume que entra en las eliminatorias por el título sin asustar a la competencia, como sí que ocurría antaño.

Esta vez el cara a cara tuvo como escenario Moncada, concretamente el campo de La Pelosa, y la jornada 9ª de la LNFA Serie A para ambos conjuntos, la última para ellos en el grupo A de la fase regular, se saldó con un contundente a la par que merecido 7-42 a favor de los invictos visitantes.

El 0-28 al descanso ya mostraba el camino de frustración que aguardaba, otra vez más, a los de Fernando Altarriba ‘Kelly’, que van rumbo a los 3 años sin lograr que muerdan el polvo los poderosos Dracs. Unos, los valencianos, siguen buscando regularidad en su juego, otros, los catalanes, asumen que todo lo que no sea ganar la liga por tercer año consecutivo sería asumido como un fracaso.

Clásico sin historia

La rivalidad que se forjó en las tres finales consecutivas que ambos clubes jugaron entre los años 2014 y 2016 parece cosa de hace un siglo. Los Firebats, desposeídos de una figura imponente en el puesto de QB y sin la presencia de veteranos que otrora marcaban diferencias en puestos clave sobre el césped, languidecen cuando enfrente hay un equipo con cara y ojos. Por contra, los Dracs mantienen una base nacional a la que cada curso añaden las gotas de calidad extranjeras que casi siempre les funcionan a la perfección.

Entre los locales que conocen la casa al detalle está el QB Sergi Gonzalo, que en Moncada volvió a exhibir liderazgo en el ‘huddle’ y acabó el día con una tarjeta que ofrecía 5 pases de touchdown. Al otro lado de sus lanzamientos algunas veces aparecían ‘imports’ de postín, véase Brandon Ravenel y Lorenzo Melchiorre, pero además a estos Dracs cada poco tiempo les van surgiendo jóvenes talentos como Jairo Lasheras, que junto a Guillem García puso el sello de talento nacional en la actuación del vigente campeón.

Enfrente plantaron cara, en la medida de sus posibilidades a día de hoy, los Valencia Firebats de un cada vez más frustrado ‘coach’ Fernando Altarriba ‘Kelly’. El cambio de QB empezada la temporada no le ha sentado demasiado bien al grupo, y aunque pone ganas y voluntad, de momento todavía no se ha podido ver la mejor versión del norteamericano Alexander ‘Zander’ McKean.

También es justo decir que en esta última jornada no fue nada fácil gestionar un ataque que desde muy pronto vio un agujero tremendo en el marcador, y la constante obligación de recurrir al pase y afrontar cada ‘drive’ con la obligación imperiosa de anotar no supone el mejor contexto para brillar en lo colectivo.

Mckean firmó un 8/15 para 137 yardas, con 1 pase de TD y 1 INT. Por tierra añadió 14 yardas en 9 carreras, síntoma de que la línea de ‘scrimagge’ la dominó con claridad Dracs. Solo sufrió en alguna ocasión cuando Nayim Mohamed tenía el balón en las manos, castigando con su agilidad y rapidez en espacios cortos para sumar 61 yardas en 18 intentos de avance por vía terrestre.

En cuanto a los receptores, no fue su día con excepción del británico Kris Wedderburn, que atrapó 6 balones y se fue hasta las 108 yardas y 1 TD, en lo que fue la actuación individual más destacada de unos Firebats que trataron de controlar el reloj a base de correr, aunque nunca fueron capaces de complementarlo con un juego aéreo sólido y creíble.

La amplía ventaja visitante no ayudó a poder desarrollar el ‘game plan’ previsto en los locales, siempre a remolque de unos Dracs que dominaron el partido a su antojo. Cuando había que ir en sexta marcha conducían sin problema, y si el guión exigía bajar revoluciones y castigar a la defensa valenciana (Juan Sáez fue el líder en placajes con 4.5, mientras que el joven Vicent Latorre aportó un derribo al QB visitante) con un juego machacón, ahí estaban los catalanes para mostrar variedad de recursos.

Solo el ‘fumble‘ al inicio del segundo tiempo que permitió el TD de Firebats, con pase de Mckean a Wedderburn aprovechando una saludable posición de campo, alteró mínimamente el rictus de su rival. Eso sí, inmediatamente volvieron a lucir músculo para hacer que el 7-28 que tenía el marcador en el tercer cuarto acabara siendo un 7-42 cuando el reloj llegó a cero, tras los cuatro cuartos reglamentarios.

Espera la ronda de ‘wild card’

Dracs se marcha a los playoffs con balance de 6 victorias y ninguna derrota, clasificado directamente para los cuartos de final de la nueva y remozada LNFA Serie A, pero no así unos Valencia Firebats que acaban la liga regular en el grupo A con 3 victorias y 3 derrotas.

Un registro que a falta de concluir la temporada regular en los otros dos grupos les clasifica para los playoffs, pero en la ronda de ‘wild card’, donde los de ‘Kelly’ tendrán que hacerse acreedores de un puesto entre los 8 mejores de los cuartos de final superando al rival que depare el calendario en próximas fechas.

Se va acercando el desenlace de una nueva temporada de fútbol americano en España, la 2017/18, y aunque ha vuelto a quedar demostrado que en un cruce entre estos dos históricos del ‘football’ las diferencias son abismales, el todo o nada de las eliminatorias aún puede deparar muchas e inesperadas emociones en la entidad de amarillo y negro.

Y eso, a día de hoy, es lo mejor que pueden decir los 4 veces campeones de liga, quienes deben ilusionarse con pensamientos así y con un futuro que haga olvidar los baches de un presente demasiado mediocre.

Estadísticas completas del Firebats vs Dracs

Pincha aquí: estadísticas del duelo de la 9ª jornada de liga.

 

Let’s go Firebats!