Este domingo Valencia Firebats femenino venció a Granada Lions por un resultado de 25-34 en el Estadio Municipal de Maracena (Granada).

El cuerpo técnico decidió realizar un partido en el que el juego de carrera fuese el principal protagonista, con formaciones mucho más cerradas que incluyesen fullbacks. El motivo era demostrar que se pueden jugar partidos solo corriendo y empujando.

En los momentos claves del encuentro destacó Marta Alcantud, que llegó al equipo a mitad de temporada tras superar una lesión y no ha tardado en adaptarse a la dinámica del grupo. Alicia Miguel lideró al equipo desde la posición de QB pese a que el plan de juego limitaba sus posibilidades, pero el verdadero MVP del partido fue la línea de ataque y defensa, formada por Ángela, Cristina, Lía y Natasha; las cuatro jugaron todos los snaps, doblando en ataque y defensa bajo un calor asfixiante que añade más mérito a su actuación.

El equipo destacó especialmente en el segundo cuarto, anotando hasta 22 puntos. El resultado final pudo haber sido mucho más abultado si se hubiese optado por jugar también al pase, pero el objetivo estaba claro: correr, correr y, por si había dudas, seguir corriendo.

El partido terminó haciéndose largo para nuestras jugadoras, con una segunda mitad en la que el cansancio hizo mella y solo se pudo anotar un touchdown. Granada Lions se acercó bastante en el marcador, anotando en varias ocasiones.

El cansancio repercutió en una falta de concentración que se acusó en la segunda parte del encuentro, con una defensa que debe seguir trabajando y prepararse junto al cuerpo técnico formado por Nayim Mohamed, Alejandro Silvestre y Andrés López para el importante partido del próximo domingo ante Alicante Sharks. Un encuentro decisivo para determinar dónde se juega la final de la Liga Valenciana de Fútbol Americano Femenino: Alicante o Valencia.