FOTO: FEFA

El puesto de cada uno en la clasificación tras la temporada regular, la historia de ambos clubes y los mimbres con que están confeccionadas ambas plantillas presagiaban una victoria de Valencia Firebats en su visita a los Granada Lions en la ronda de ‘wild card’, y en la primera cita de los playoffs los de amarillo y negro cumplieron con nota al vencer por 10-53.

Se impusieron a la injusticia de FEFA y el CSD, castigando al club a jugar este partido fuera de casa cuando lo conseguido en temporada regular dictaba que Firebats hubiera tenido que actuar el sábado de local, y avanzaron a unos cuartos de final que el próximo 5 de mayo le tendrán visitando a los Osos Rivas en Madrid.

Pero esa historia ya la contaremos en breve por aquí, lo que toca ahora es desgranar cómo fue la victoria de Valencia Firebats en feudo de los Granada Lions, convirtiéndose en el único club de la Comunitat Valenciana que permanece vivo en la competición de la LNFA Serie A.

Sin lugar a la sorpresa

Valencia Firebats demostró concentración y seriedad desde el comienzo del partido, sin dejar que su rival cogiera confianza y soñara con la sorpresa en la Ciudad Deportiva de Maracena.

Un ‘fumble’ de Lions retornado para TD por el veterano linebacker y capitán de la defensa Alejandro Valero enseñó el camino para el equipo, que a partir de ahí fue un ciclón que arrasó la oposición de los Lions.

Mérito, y no conviene olvidarlo cuando a continuación contemos lo sucedido y mencionemos a muchos nombres propios, de esa línea ofensiva de los valencianos que ha ido a más conforme a quemado etapas la temporada. Tanto en la protección al QB, como sobre todo abriendo caminos para que los RB engorden sus cifras.

Imports desatados

Ante Osos tendrán que repetir actuación y frente a una escuadra de mucho más nivel, pero en la ronda de ‘wild card’ tanto ‘Zander’ McKean como Kris Wedderburn dejaron su sello y le dieron al equipo ese salto de calidad que tanto se espera de los imports.

Las rápidas anotaciones y la debilidad de la defensa de Lions, que enseguida se vio por debajo en el marcador, inflaron las estadísticas de dos hombres que firmaron grandes números en tierras andaluzas. El QB acabó la jornada con un 6/10 para 3 pases de touchdown y 182 yardas aéreas, estadística a la que sumó otras 8 yardas por tierra, mientras que el polivalente británico de Wedderburn se fue hasta las 43 yardas y 1 TD en solo 4 intentos de carrera, pero además añadió a la tarjeta del partido recepciones, placajes y retornos.

Fue una tarde memorable para Wedderburn, imparable para unos Lions que le sufrieron y convirtiéndose en la amenaza que necesitan estos Firebats para insuflar temor en próximos rivales, comenzando por los Osos en los cuartos de final de este inminente 5 de mayo.

A la ya mencionada actuación como RB hay que unir los 3 TD de recepción, yéndose a las 138 yardas en 6 recepciones. Actuando en defensa firmó 2 placajes, uno para pérdida de yardas del rival y además derribó en una ocasión al QB rival. Su jornada la culminó retornando kickoffs, avanzando 10 yardas en la única ocasión que lo pudo probar.

Cuando la veteranía es un grado

Pero sería injusto no acordarse de jugadores nacionales que viajaron en el tiempo y regresaron a sus mejores años, reverdeciendo viejos laureles sobre el terreno de juego. Es el caso del QB Fernando Altarriba ‘Kelly’, el entrenador y en la ronda de ‘wild card’ también QB durante bastantes minutos. Como ya hiciera el año pasado, el veterano pasador volvió a enfundarse el casco y la coraza para sacar a relucir brazo y lectura de coberturas dentro del campo, y su estadística dice que no le fue nada mal.

Acabó el día en Granada con un 7/9 para 98 yardas, lanzando incluso dos pases de TD a sus receptores aunque también siendo culpable de la única intercepción de la defensa rival.

Junto a él, la presencia y destacada actuación de otros nacionales con ascendencia en el proyecto de los actuales Valencia Firebats. Gente sacrificada y de mucho talento como el ya mencionado defensa Alejandro Valero, cuyo fumble retornado para TD al comienzo espoleó al equipo rumbo a una abultada victoria, pero además el WR Alejandro Silvestre volvió a dejar su sello como uno de los mejores receptores de la competición, y acabó la jornada con 117 yardas en apenas 3 recepciones, siendo una de ellas para TD.

También firmó touchdown de recepción Nayim Mohamed, el multiusos nacional de Firebats que además estaba extramotivado por volver a un lugar que conoce tan bien como es Granada. Suyos fueron los 5 extra points mediante patada que convirtió Firebats, retornando punts y kickoffs y sumando a los números como WR una buena tarjeta como corredor, con 23 yardas en 4 intentos saliendo desde el backfield. La versión nacional del británico Kris Wedderburn, ambos doblando en defensa y convirtiéndose en las dos grandes amenazas para cualquier rival dada su versatilidad.

Y si el ataque cumplió también lo hizo la defensa, que solo encajó un TD en todo el partido ya que los dos últimos puntos locales llegaron tras ‘safety’. Una unidad defensiva con mayoría nacional, muchos de ellos curtidos en la cultura de Firebats desde hace años y siendo liderados en la estadística por el joven Vicent Latorre. Agresivo actuando en el ‘pass rush’, acabó con 7 placajes (6 de ellos para pérdida de yardas del rival) y logró un sack.

Tachu Orúe, Javier Martínez, Juan Sáez, Alejandro Torres, Adrián Román, Willem Jore-Sastre (también se atrevió con la carrera y anotó un TD actuando de RB) o Alejandro Sahuquillo también contribuyeron para dotar de solidez a una defensa que va a necesitar todavía una mejor versión, cuando visiten a Osos el próximo fin de semana.

Sube la dificultad

Los números no mienten, y enseñan que la victoria de Firebats en casa de los Lions fue muy clara y completamente merecida. Son mejores y así lo demostraron con su dominio en casi todas las facetas del juego. Solo hay espacio para la preocupación con los turnovers (cometieron los mismos que Lions, aquí hubo empate 2-2) y las penalizaciones (fueron 6 para 40 yardas totales).

Dos aspectos que habrá que mejorar el sábado, a las 16:00 horas, cuando toque visitar a Osos con una plaza en semifinales de la LNFA Serie A 2018 en juego. Pero este equipo no se rinde, ya ha demostrado de lo que es capaz y en el vestuario hay ganas de seguir escribiendo una bonita historia en la presente temporada.

Let’s go Firebats!