Este domingo 29 de abril en el Polideportivo de Nazaret la sección femenina de Valencia Firebats  venció a Alicante Sharks por 14-13 en el último partido de temporada regular de la Liga Valencia de Fútbol Americano Femenino.

Valencia Firebats despidió la temporada regular con una histórica victoria que nos permite disputar la final del campeonato en casa. Un increíble logro que confirma la evolución del equipo en tan solo una temporada, logrando un primer puesto que hace no demasiado parecía casi inalcanzable, pero el esfuerzo y trabajo de las jugadoras, unido a la entrega de un staff formado por Nayim Mohamed, Alejandro Silvestre y Andrés López, ha conseguido que la sección alcance su mayor logro hasta la fecha.

El partido estuvo dominado por las defensas, pequeños fallos especialmente a la hora de placer permitieron a Alicante tener carreras muy largas. Aspectos que se pueden remediar y arreglar fácilmente de cara a la final. Alicia Miguel cogió las riendas del equipo y fue a por todo en el partido con una Gloria El Addaisi que recordó a Héctor Pertegaz en un ejercicio de constancia pura desde la posición de running back.

Las conversiones tras anotación terminaron siendo claves, especialmente la del penúltimo touchdown que terminó siendo vital para ganar el partido. Cuando la victoria parecía imposible, llegó uno de los finales más increíbles y espectaculares que los Valencia Firebats y el fútbol americano en España han presenciado.

A falta de treinta segundos para terminar el partido y desde nuestra yarda 10, el equipo se jugó absolutamente todo con una jugada que nos transportó a la última Super Bowl. Alicia Miguel emuló a Tom Brady saliendo a recepcionar en un ‘reverse pass’, pero por suerte para Firebats con mucho mejor resultado. Esa jugada provocó que el equipo llegase hasta la ‘red zone’ rival y ahí en una jugada dramática con ‘fumble’ incluido, Gloria cogió el balón y anotamos a falta de cinco segundos.

Un final de infarto en el que destacaron los nervios de acero, el temple del equipo y una perfecta ejecución por parte de todas las jugadoras. Ninguna equivocación cuando todo está al rojo vivo logró un resultado histórico en un partido inolvidable para el club.

El 26 de mayo nos veremos las caras de nuevo contra Alicante Sharks en una final que significará el tercer encuentro entre ambos equipos esta temporada. Los dos anteriores han caído de nuestro lado, y como dice el dicho: “no hay dos sin tres“.

¡Go Firebats!