Tercera jornada de la liga territorial de flag sub 17 y éxito total para las jóvenes promesas de los Valencia Firebats, que continuaron demostrando su mejoría y crecimiento con el paso de las semanas para defender con talento y sacrificio su casa de Nazaret. Ni el calor ni la exigencia de los rivales pudo frenarles.

En el primero de los dos partidos del sábado superaron por 51-0 a unos Alicante Sharks que ni en las malas bajaron los brazos, aguantando y peleando como jabatos hasta el último snap de un partido dominado de principio a fin por los de amarillo y negro.

El ataque dirigido por el QB Dani Díaz se mostró imparable, y una defensa rocosa interceptó en varias ocasiones al lanzador rival, retornando para TD una de ellas. La secundaria vivió más tranquila gracias a la presión constante del ‘blitzer’ Héctor San Juan, que sumó varios ‘sacks’ a su estadística y no dejó nunca de incomodar durante toda la jornada a los ‘quarterbacks’ rivales.

El segundo envite fue ante Molina Vipers, y los sub 17 de Firebats pudieron tomarse la revancha de la semana anterior cuando fueron derrotados en un intenso y disputado partido. Todos los duelos ante Vipers son así, y el de este pasado sábado en Nazaret tampoco decepcionó aunque el resultado esta vez sí que favoreció a los pupilos de Alejandro Lliso y Javier Paredes ‘Poli’, ayudados durante esta doble jornada por Alejandro Silvestre.

Gonzalo Quintana y el MVP de la jornada, Kiko Andreu, tuvieron un peso decisivo para sumar el 2 de 2 en la tercera fecha de la competición territorial de flag sub 17, y sus habilidades las sufrieron unos Vipers que no supieron cómo frenarles.

Espectaculares fueron algunas de las acciones de Kiko Andreu, una perla del fútbol americano que ya ha debutado con los mayores del flag Open, y que este pasado fin de semana dejó a los asistentes con la boca abierta gracias a un par de recepciones ‘imposibles’, perfectamente marcado por hasta dos rivales y valiéndose de una sola mano para atrapar los pases profundos en su dirección.

El resultado de 32-20 relanza a un equipo sub 17 de flag de los Valencia Firebats que ya vela armas para la última fecha del campeonato de la Comunitat Valenciana. Será un todos contra todos que además de los de amarillo y negro incluirá a Sharks, Vipers e Ironmans, y donde los de Lliso y ‘Poli’ esperan revalidar el título que ya obtuvieron el curso pasado.

Para ello deberán seguir haciendo buena la progresión deportiva y en la química del grupo que están demostrando cada vez que toca jugar un partido. En Nazaret ganaron los dos partidos y mejoraron los resultados de las dos anteriores citas del calendario, donde sumaban 2 victorias y 2 derrotas, y todo hace indicar que llegarán en el mejor estado de forma y confianza al momento de la verdad.

“El equipo cada vez está más unido, y van saliendo las cosas que les pedimos desde la banda. Nos queda seguir trabajando y pensar en la última jornada para ser campeones territoriales otra vez, y luego a por todas a la Spanish Flag Bowl”, afirma Alejandro Lliso, el entrenador principal de un grupo humano que huye de relajaciones para apostar por la humildad, el sacrificio, la alegría y el talento como mejor receta para el éxito en este emocionante final de temporada.