La Spanish Bowl de flag football de Calatayud fue agridulce para el equipo femenino, realizando un torneo muy similar al del senior masculino. Un fantástico comienzo de torneo que no pudo ser confirmado en los últimos encuentros, pero que da motivos para soñar con una próxima temporada que sea la mejor en la historia del club con grandes resultados en tackle y flag.

El femenino terminó en cuarta posición, la misma que el senior masculino, y comenzó la Spanish Bowl en un magnífico estado de forma con una victoria ante Barberá Rookies. El actual campeón nacional femenino de tackle tiene en su plantilla a algunas de las jugadoras más experimentadas y talentosas del panorama nacional, pero nuestras Valencia Firebats hicieron valer su conocimiento en flag football y superaron a todo un equipazo. Alicia Miguel y Natalia Álvarez estuvieron imparables, determinantes en una victoria contra Barberá por 42-35.

El siguiente rival fue Santiago Black Ravens, equipo contra el que se consiguió una contundente victoria por 67-6, pero a partir de aquí las cosas se iban a complicar al enfrentarnos al mejor equipo de flag football femenino en España: Gijón Foxes 82.

En la primera parte íbamos ganando a todo un campeón, obligándoles a pedir tiempo muerto para ajustar. La segunda mitad fue otra historia, con Foxes tirando de experiencia y llevándose el partido por 47-25.

La lluvia terminó siendo un factor determinante en  la Spanish, tanto para el femenino como para el senior. Hace falta practicar en este tipo de condiciones y escenarios para seguir mejorando, porque placar (quitar el flag) sobre mojado incrementa la dificultad, y tenemos que estar preparados para ello.

Un gran comienzo sobre el que estar orgullosos y seguir mejorando gracias a unas jugadoras totalmente entregadas a la causa, y un staff compuesto por Nayim Mohamed, Alejandro Silvestre y Andrés López que lo dan todo por este club.

El femenino va a hacer ruido en España, ya lo ha hecho esta temporada y el año que viene más y mejor, declara un Nayim Mohamed motivado y orgulloso de sus jugadoras.