El club valenciano, el único de la ciudad en la élite del fútbol americano en España, cierra con una sonrisa la etapa de captación de nuevos jugadores y jugadoras para la temporada 2018/19.

La segunda sesión de puertas abiertas organizada por Valencia Firebats junto al Estadi del Turia volvió a contar con entrenadores y jugadores del equipo Senior, dispuestos a enseñar las claves de este maravilloso deporte a todo aquel interesado en conocerlo más de cerca.

Y la realidad es que de nuevo fueron más de una veintena los chicos, también asistió alguna chica, los que mostraron sus habilidades sobre el césped.

Al igual que en la primera fecha de captación, de nuevo hubo mucho movimiento e interés por llegar a ser parte de la familia de Valencia Firebats, algo que ha llevado al club a valorar con muy buenas palabras todo lo vivido.

Cada vez más pasión por el ‘football’

“Vemos deportistas que han competido en otras disciplinas, y en general se ve gente con muchas cualidades en estas jornadas de captación. A medida que la cultura de este deporte crece en España, la población deportista de Valencia cada vez conoce más el fútbol americano y llegan con una idea más clara sobre las reglas y las posiciones”, explica Álvaro Quezada ‘Taco’, el entrenador del Senior masculino.

El mexicano, que vuelve a la que fue su casa hace 3 temporadas y donde llegó al subcampeonato nacional, agradece tanto interés  teniendo “buena sensación del futuro del fútbol americano en Valencia”.

Esta doble jornada de captación, el pistoletazo de salida a la nueva temporada, le sirve para volver a tomar contacto con viejos conocidos de un club que desea levantar el vuelo tras un último año decepcionante. “Me he encontrado un grupo de líderes que está colaborando y quiere levantar el equipo”, asegura ‘Taco’, que siguió de primera mano lo acontecido los dos últimos fines de semana.

“Me alegra mucho estar de vuelta, de ver gente que conozco y con la que he compartido temporadas muy buenas. Aquí hay muy buenos seres humanos además de buenos jugadores, competitivos y disciplinados, con muchos ánimos de vivir una temporada muy especial”, concluye.